Castillo de Saissac

El tesoro de la montaña negra

Volver a sitios

El castillo de Saissac es uno de los más antiguos de la Montaña Negra. Situado a 450 m de altitud al borde de la llanura, cerca del pueblo, desafía a los Pirineos por encima de las llanuras de Carcassonne y Lauragais, Su «tesoro» es el testimonio de las primeras divisas acuñadas en Midi por el poder real.

Historia[s]

Año 958, Gilabert, veguer de Saissac, es testigo de una donación en la abadía de Montolieu. Saissac, mencionado por primera vez, se convierte en un lugar estratégico para el condado de Carcassonne. En el siglo XI, los Trencavel se convierten en vizcondes de Carcassonne y señores feudales de Saissac. Las relaciones son conflictivas, pero a finales del siglo XII, Bertrand de Saissac es uno de los grandes vasallos de Trencavel, tutor del joven Raimond Roger en 1193. Bertrand es una figura de Languedoc, protector de los herejes. El castillo se entregó a los franceses a principios de la cruzada, pero los señores de Saissac lucharon hasta el final. Después del fracaso de 1240, sus bienes se dispersaron y las osamentas de Pierre de Saissac la desenterró y quemó la Inquisición. El pueblo primitivo situado en las pendientes de la parte baja del castillo se abandonó para dejar lugar al actual, por encima de la fortaleza. En el siglo XVI, Jean de Bernuy, nuevo señor de Saissac, transformó el castillo medieval en una residencia del Renacimiento. Después llegó la Revolución francesa, la ruina y los saqueos...

El tesoro

Un jarrón de cerámica que escondía 2000 piezas: denarios y óbolos de calderilla (cobre y plata), se encontró enterrado en un campo cerca del pueblo actual. Este tesoro descubierto en 1979 es el más importante de todas las monedas reales que se utilizaron en Languedoc. ¿Se trata de los ahorros de un creyente cátaro perseguido por la Inquisición? …

La primera terraza

Al final de las calles del pueblo que se precipitan hacia los Pirineos todavía se puede ver una fosa. Un puente levadizo aislaba el castillo en su espolón. La primera terraza, que sale del «patio de honor» acoge la parte más antigua de este lugar. La torre del siglo XIII, que se levanta aquí en unos veinte metros, oculta la base del torreón primitivo, de los siglos X y XI.

La vivienda de Aldonce

Aldonce, es la hija de Jean de Bernuy. Su marido, Guy de Castelnau, fue el responsable de la construcción de esta vivienda. Es un edificio de finales del siglo XVI y tiene 3 niveles, uno de ellas subterránea. Completamente restaurado, acoge una exposición y una ficción histórica proyectada en una gran pantalla que exploran el tesoro en toda su dimensión y su misterio...

Las torres sur

Al final del castillo, dos torres circulares concluyen el conjunto del edificio, son las únicas. Las dos tienen dos niveles con bóvedas en cúpula y estaban adaptadas a las armas de fuego del siglo XV.

El pueblo desértico

Casi sumergido por la vegetación, este antiguo castrum está bien presente. Las ruinas de las casas, un portal con un arco en cimbra que dice «Puerta de Toulouse»... conservan la memoria de los habitantes desplazados después de la cruzada albigense. Más abajo, en el curso del agua, los molinos de agua han dejado de funcionar...

Para descubrir

Paseando

En los alrededores

A partir de 1209, el castillo de Saissac volvió a manos de un caballero francés: Bouchard de Marly, que se convirtió, muy a pesar suyo, en una ventaja para el señor de Cabaret. Pierre-Roger de Cabaret resistió con coraje a Simon de Monfort en su famoso castillo infinito, pero la presión era horrible. Por casualidad, consiguió capturar a Bouchard de Marly, un argumento de peso para negociar, en 1211, una rendición ventajosa.